31.10.2020 |

Aprender a decir “no”

Aprender a decir “no”

¿Cuántas veces has querido decir “no” a algo que no te apetecía hacer? ¿O a un compromiso al que no querías ir, pero por no ser rechazado/a al final acabas aceptando? No es tu culpa, nos lo han enseñado así desde pequeños, porque decir que sí a algo o alguna situación, muestra acuerdo, muestra amabilidad, y por lo tanto, que está bien complacer siempre a los demás, anteponer a otros antes que nuestro derecho a ser egoístas, o más bien diría, respetar nuestro amor propio. Debemos aprender a restablecer los límites emocionales, esos que tantas veces olvidamos pero que en fondo, sabemos que es importante marcarlos, porque nos ayudan a saber cuales son nuestras prioridades y comunicar así a los demás aquello que no debe sobrepasarse. A veces también ocurre que esta generosidad o entrega hacia las personas que queremos, hace que pensemos que no merecemos lo bueno, que siempre tenemos que estar pendientes de la necesidad del otro, de cuidarle, de que no le falte nada, de estar disponible para todo el mundo, de hacer favores, de regalar nuestro tiempo. Y entonces es cuando sentimos que todo está descompensado, que no estamos recibiendo de la misma manera y que simplemente, nos hemos cansado. Para aprender a decir no, es importante conocerse a uno mismo y tener claro cuál es la escala de valores que se tiene. Con ello, estaremos practicando la asertividad, que es la capacidad del ser humano para relacionarse y comunicarse con otras personas respetando los derechos de uno mismo y de los demás. Lo cual, entre otros aspectos, implica saber decir que no. Cuanta más asertividad tengamos, mayor será la seguridad en nosotros mismos al saber expresar nuestros deseos de una forma amable, directa, honesta y educada. Porque el miedo al rechazo y la falta de afirmación en las propias ideas hace que muy a menudo nos encontremos insatisfechos sin saber muy bien porqué, así que interioricemos que no se está obligado a nada, y que decir no es un derecho personal.

Aprender a decir “no”
comentaris