26.01.2021 |
Esmeralda Ponce
08:32
8/01/21

Adaptables

Afortunadamente, somos adaptables. Lo ha demostrado lo que estamos viviendo. No hace falta recordar las limitaciones y cambios a los que nos tuvimos que adaptar, pues lo tenemos todos presentes. Lo que sí nos ha enseñado es que según circunstancias somos capaces de variar posturas, replantear funcionamientos y tolerar frustraciones sin que se nos caiga el mundo encima.

Y de nuevo nos toca hacer más adaptaciones, de horarios, funcionamientos familiares y laborales, rutinas o renuncias, pero seguimos en el baile, que no debe parar.

Frente al año duro ahora toca ser pacientes, colaborar dentro de lo posible en la protección colectiva y aprender de los cambios que tengan que venir.

Entre los propósitos de año nuevo, quizás esta vez no vaya el comenzar el gimnasio o dejar atrás un hábito perjudicial. Nos podemos proponer colaborar en lo positivo, aceptar lo inevitable y considerar arrimar el hombro en vez de estar juzgando negativamente lo que hacen los demás.

Está claro que las circunstancias nos han hecho cambiar, que algunas de ellas serán temporales y otras de largo plazo, que, igual que después de un terremoto o un tsunami la gente comienza de nuevo, lo haremos las veces que haga falta. Las razones para esto comienzan por los afectos más cercanos, pero se multiplican al entender que estamos todos juntos en esto, y que superarlo es responsabilidad colectiva.

Pues eso, nuevo año, nuevos retos, siempre adaptándonos con valentía al ritmo que tenga que ser, aquí o donde sea, que esa característica nuestra nos ha permitido poblar el mundo y ahora nos ayudará, por una parte, a aceptar lo inevitable, pero por otra, a aplicar el ingenio de nuevo a circunstancias no esperadas.

Es asombroso todo lo que podemos aceptar por el bien común. Atrás quedaron la rabia, la angustia y el cúmulo de emociones que nos movieron hace un tiempo. Ahora, con el impulso del año que comienza, hagamos que para todos sea más fácil este tránsito temporal e inolvidable, que a pesar del difícil reto que nos ha planteado, seguimos aquí, para dar lo mejor que podamos cada día, y con buena voluntad. Adaptándonos, por todo lo anterior, que al menos sea un ¡Buen Año!  

comentaris